La tonga, platillo ancestral del pueblo montuvio

1/1


 Puede permanecer horas entre su cobertura vegetal.

Al momento de abrirla, una explosión de olores dulces, fuertes, con aires de provocación, entretejen su sabor tradicional. La tonga es un platillo ancestral propio de la cultura montuvia manabita.
 
Dan fe de ella en un festival. Homero Mendoza, poeta rocafortense, cuenta que el uso de almacenamiento de alimentos conocido como tonga se daba en la campiña de Manabí, cuando a la hora del almuerzo todo era “empacado” en hojas de plátano, lo que hacía que la comida permaneciera caliente. 
Don Homero, además de recitar unos cuantos versos, contó la historia de este plato tradicional en el segundo festival de la tonga más grande del mundo,  realizado en Rocafuerte. 
En este evento se desafiaron las dimensiones comunes de la tonga y prepararon una de 6 metros de largo. Más de 10 libras de arroz, 15 gallinas, y grandes cantidades de maní con maduro se utilizaron en esta preparación.
Eduardo Becherel, promotor de eventos turísticos, expresó que en el cantón Rocafuerte se venden más de 10.000 tongas a la semana, pero en el festival se comercializaron más de 6.000 en un solo día. 
Becherel considera que la ‘Ciudad blanca de los campanarios’ es la cuna de la tonga, donde su preparación es tradicional y deliciosa.
Dentro de este banquete montuvio también se vendió caldo y seco de gallina criolla y cuajada. 
Patricio Zambrano, quien formó parte de la organización, explicó que la idea es promocionar la actividad turística dentro de Rocafuerte junto con sus tradiciones. 
De la tonga de seis metros sólo quedaron las hojas y decenas de personas satisfechas por su exquisito sabor.
 
Más antecedentes.  Además, en una entrevista otorgada a diario La Hora, Rosa Alcívar, exdocente de la Pontifica Universidad Católica del Ecuador, contó un brevísimo relato del origen de la tonga. 
Informó que la historia viene desde los tiempos de los indios chonanas. Según Alcívar, la tonga surgió simplemente de la necesidad del montuvio. “Para los trabajadores era muy complicado llevarse todas las ollas y platos para el trabajo. Entonces iban con la comida envuelta en la hoja de plátano”. Desde aquel momento, la costumbre se integró en la vida del campesino montuvio y ahora esto (la tonga) se ha convertido en un plato representativo de Manabí. 
Recalca que la hoja de plátano es buena para la salud.

Powered by