Unas 20 familias dejaron las carpas

1/1


Gladys Quevedo fue una de las beneficiadas que junto a su familia dejaron el techo de plástico y las paredes de papel para ser trasladadas hasta la urbanización Nueva Chorrera que fue construida por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi).

“Nos sentimos contentos por esto. Ya estábamos por cumplir dos años viviendo en carpas, pero al fin se nos hizo realidad tener nuestra propia casa”, señaló.
Erika Dueñas fue otra de las beneficiadas con una vivienda. Aseguró que ya no tendrá que estar a la intemperie y que ahora vivirá de manera digna.
 
>entrega. Hasta el lugar llegó esta semana Katherine Viteri, coordinadora del Miduvi en Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas.
La funcionaria mencionó que dicho proyecto habitacional consta de 164 viviendas y su sistema constructivo es de material orgánico como la caña guadúa.
“Las viviendas son de dos pisos, en la planta baja están las áreas de sala, comedor y cocina, mientras que en la planta alta hay dos habitaciones y un baño. La urbanización cuenta con áreas verdes, canchas para hacer deporte y su respectivo estacionamiento”, señaló. 
La funcionaria aseguró que las familias que vivían en carpas fueron afectadas por el terremoto del 16A.
Viteri explicó que el plan habitacional se ejecutó en dos plataformas, “en la alta hay 98 viviendas y en la baja 66. La inversión aproximada es de 8 millones de dólares y se construyeron en un área de 54 metros cuadrados”.  El lugar cuenta con soterramiento, red de alcantarillado sanitario y pluvial, vías asfaltadas y aceras, dijo Viteri.

Powered by