"Correcaminos" endulza la vida

1/1


 Zambrano es oriundo de Chone y llegó a El Carmen cuando era adolescente.

Comentó que inició con su hermana la venta de dulces. Ella era la que perparaba los aperitivos, pero luego se dedicó a las labores del campo. 
Zambrano indicó que eso no ha sido impedimento para continuar con su negocio, pues ya sabía cómo se elaboraba cada dulce.
El emprendedor puso un alto a su recorrido y manifestó cómo empieza su día de trabajo.
Mencionó que la alarma de su reloj suena a las 04h00 todos los días. A esa hora se levanta a preparar los dulces y en ocasiones una de sus nietas le ayuda.
Dentro de una bandeja de plástico lleva enrollados, empanadillas, alfajores, pasta de dulce, y más aperitivos que endulzan a decenas de paladares.
Zambrano asegura que camina desde el kilómetro 36 de la vía a Chone hasta el centro de El Carmen con la bandeja en su hombro. Recorre diferentes barrios y los lugares donde se concentran más personas.
Cuando es mediodía regresa a su casa para elaborar más dulces y cumplir con una segunda jornada en la que recorre otros sectores.
 
Precios. Vende cada dulce a 10 centavos, y ese ingreso le permite sobrevivir y sacar adelante a su familia desde hace años, señaló.
Zambrano dice sentirse bien de salud, pues los once años que lleva recorriendo la ciudad han aportado para su condición física.
De esta manera se alejó con su bandeja en el hombro, caminando y endulzando la vida de las personas como él lo dice diariamente.

  Continúa Leyendo




Powered by