Buen comienzo… pero

1/1


Aunque no son suficientes los cuatro ejes y las catorce medidas anunciadas al país por Lenin II el pasado lunes, es un buen comienzo. Pero (el infaltable), falta todavía la implementación de otros detalles que son indispensables para enderezar el rumbo perdido durante los últimos diez años del correato que pasará a la historia como el más corrupto de todos los tiempos, criterio con el cual discrepan, (como es lógico) quienes se beneficiaron del billete directa o indirectamente.

Por ejemplo, no vemos todavía la firme intención del Ejecutivo, de desprenderse de importantísimos cordones umbilicales que mantienen atado al Gobierno actual con el anterior. Para ejemplo, podríamos citar el Ministerio de Relaciones Exteriores, manejado a gusto y antojo por Mafer, que de un plumazo convirtió al fugitivo de la justicia sueca, el australiano Julian Assange, en ciudadano ecuatoriano “nacido en la provincia de Pichincha” con cédula No. 1729926483 y pasaporte diplomático que lo convierte en un intocable huésped de nuestra embajada de Londres donde se mantiene escondido durante cinco años y nueve meses con todos los gastos de su estadía, incluyendo honorarios de abogados españoles (Baltazar Garzón) y veterinarios que asisten a su gata “Rafa”, cargados al presupuesto nacional y poniendo en riesgo las buenas relaciones que mantiene Ecuador con otros países mediante el uso abusivo del Internet de esa sede diplomática.
Otro ejemplo: el haber entregado la política económica en manos de quien fue mentalizadora del desastre financiero y endeudamiento brutal del país durante la “década robada”, nombramiento que ha sorprendido hasta a nuestros acreedores internacionales, algunos de los cuales se niegan a sentarse a negociar rebajas de deudas contraídas en las peores condiciones como si estuviéramos en tiempos de guerra. Al respecto, vamos a estar muy pendientes de la reacción de los chinos, nuestros principales acreedores, cuando propongamos reducciones de montos e intereses. De antemano, conociendo la sicología de los chulqueros, será difícil convencerlos de que tengan un poco de misericordia, sobre todo considerando que la mayor parte de nuestras deudas están garantizadas con petróleo hasta el año de samblando, combustible que es precisamente la energía que los tales necesitan para su supervivencia, y no precisamente dólares… que es lo que más tienen.
Vamos a esperar también, tal lo ha ofrecido Lenin II, que más pronto que urgente, nos hagan conocer de qué manera se va a reducir el tamaño del Estado, eliminando ministerios e instituciones innecesarias, sin maquillajes ni tongos, que de eso, estamos hartos.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:


Powered by